Las dos Coreas se dan la mano tras décadas de tensión y conflictos