¡Atención! Hackers en la sala