El beso del presidente de Filipinas a una trabajadora en Seúl desata las críticas