El resultado en Andalucía deja resaca en la situación nacional