El parricida de Oza acusado de matar a su hijo a palazos no se acuerda de nada