Un niño de 3 años, entre las víctimas mortales del atentado de Barcelona