La ministra de Trabajo "no sabía" que su departamento dio luz verde al sindicato de las trabajadoras sexuales