El presidente del Gobierno, el más madrugador para votar