Andalucía, tubo de ensayo para Pedro Sánchez