Los colegios se llenan de padres y alumnos para el 1-O