Trapero llega a la Audiencia para declarar por un delito de sedición