Puigdemont critica "el uso injustificado e irresponsale de la violencia del estado español "