Los taxistas madrileños rebajan sus exigencias para regular las VTC