Los contratos de alquiler que se firmen desde hoy se regirán por la nueva norma que busca proteger más al inquilino