Falta la cerveza en Reino Unido por culpa del dióxido de carbono