El Museo del Prado sumerge al público en su historia en la celebración de su bicentenario