Un colegio en Burgos crea un huerto 3.0. para que los niños aprendan de manera más lúdica