Un cuadro de Monet, subastado en Nueva York por 110,7 millones de dólares