Johnny Depp saca a su perros de Australia para que no los sacrifiquen