Donald Trump gasta en un mes lo que Barack Obama en un año