Violeta, entre lágrimas, pide perdón a su padre