Sofía: "Mi madre no puede ni ver a Albalá"