Un sobre rojo y un reto sobre tacones hacen que pretendientes y tronistas se pongan nerviosos