La primera noche de amor de Melyssa y Tom ha sido “mágica”