Marina queda encantada con Moya, el chico nuevo que ha puesto firmes a sus pretendientes