Laura se decanta por Santana pero rompe a llorar: “No entiendo por qué Jesús se lo toma así”