Buen quinteto: Noelia ha hecho muy buenas migas con Jesús