Santana hace saltar por los aires el trono de Noelia en su final