Cita Silvia y Barranco: la petición de 10 minutos sin cámaras