Cita Marina y Pablo: jugar a los globos de agua puede ser peligroso