Cita Jenni y Martí: las cobras del pretendiente