Efrén y Eli, muy cariñosos en su cita especial: han estado sin cámaras en una cabaña