Álvaro, roto ante la presión de sus chicas: “Yo también sufro”