La confesión más inesperada de Albert: Se ha ido de compras con Jenni y han pasado tiempo en la misma habitación