Emily Prentiss regresa al F.B.I. para localizar a un imitador que reproduce asesinatos famosos