La enorme decepción de la Rebe cuando ve la casa en la que va a vivir con Jose en Tenerife: “Parece de Pin y Pon”