Noemí considera el yoga como un deporte de alto riesgo y está a punto de 'partirse por la mitad'