Nervios, sudores fríos, risa nerviosa… ¡Noemí se atreve a subirse a un autobús!