Marisol, antes de subirse a un barco: "Pensé que el chaleco salvavidas era un babero"