Las Salazar la lían a su llegada a San Francisco con la maleta: "Casi matamos a alguien"