Las Salazar contratan a Carolina Sobe como modelo para sus 'brilli bañadores' y le pagan con croquetas