Marco pasa dos pruebas antes de conocer al jefe del cartel: la mochila y las motos