El trágico final de Pablo tras salir de la cárcel: “No deberías de haber venido, mecánico”