La cárcel a la que podría ir Urdangarin: una prisión de mujeres con un pabellón aislado