El aniversario de la muerte de Franco saca a la calle a numerosos grupos de fascistas