La carta de Puigdemont que ha activado la aplicación del Art. 155 y las primeras reacciones parlamentarias