Parejas que roban unidas, así es el San Valentín de los corruptos