La hija de José María Íñigo, satisfecha tras la sentencia que reconoce que su padre sí murió por amianto