La energía de Pablo y Elena hace explotar una bombilla en ‘First dates’