“Ni canta ni baila ni es cateto” Alejandro no cumple los requisitos de todo sevillano